jueves, septiembre 1

El poder de la sordidez.



Mi compinche McManus me pasó en pleno agosto esta portada de aquella publicación tan divertida que se llamaba Nueva Vale. Su observación, el calor de Sevilla y algunas ideas que iban rondando mi mente me han llevado a crear la mía propia.

5 comentarios:

Paloma Polaca dijo...

Mi mente calenturienta se la debo a Sevilla.

Ozanu, permíteme hacerte una pregunta personal (que si quieres no me respondas).

¿Gallego?

Un saludo.

Ozanu dijo...

Nop, sevillano.

Paloma Polaca dijo...

De piedra me dejas...

Bueno, no pregunto más porque esto no es facebook.

Un saludo paisano.

Miguel Baquero dijo...

Me acuerdo yo de esas revistas que encontrabas de pronto en una casa cuando ibas de visita. La verdad es que tenía unos casos de testimonios reales (por supuesto, inventados) que te dejaban maravillado por la imaginación de quiénes lo escribían. Me acuerdo yo de aquello de "Qué hubiera sido de mi vida si...", que salía en el Pronto (no sé si sigue saliendo, ya no voy de visita a casas marujiles). Aquello, no me negarás, marcó toda una época ;-)

Ozanu dijo...

¡Igualmente, Paloma!

¡Joder si la marcó, Miguel! Cuando yo era un tierno infante, me maravillaba con los relatos de supuestos casos de envidias y odios familiares montados sobre verdaderas naderías. Luego la gente no entiende el éxito de Sálvame.