jueves, septiembre 8

Anarroseo.

Ana Rosa Quintana: "No hay televisión basura".

Y anarroseo de nuevo:

En una entrevista, Quintana asegura: "no hay telebasura, hay televisión que la gente ve y otra televisión que la gente no ve. Puedes verlo por la tremenda o con un ejercicio de ironía, que es como lo veo yo".

Y vuelvo a anarrosear:

Por eso, y ante las críticas que reciben determinados programas de Telecinco, la cadena en la que trabaja y con la que recientemente ha renovado su contrato laboral por tres años, la presentadora defiende la libertad de los espectadores.

¡Claro que sí, Ana Rosa! Si en el pasado mes de agosto he podido oír, varias veces y en contra de mi voluntad, que a una figura del mundillo que te da el pan le han hecho una paja, no es que haya un montón de telebasura, sino que es una elección mía por no ponerme tapones en los oídos.

Esta mujer es un caso, por otra parte, digno de estudio: siempre se ha proclamado una abanderada de las causas en pro de la mujer, pero intentó sacar tajada de un asunto tan preocupante como la violencia doméstica. El resultado fue el infame Sabor a hiel, escrito por un negro que plagió de otras novelas. Las consecuencias ya las conocemos, llegando al punto de formar el peyorativo “anarroseo” para hablar de la copia descarada del trabajo de otra persona. Sin embargo, algún tiempo después siguió abanderando el feminismo de baratillo con novedades tan grandiosas como una revista hecha sólo por mujeres.

En fin, es el epítome del carácter caprichoso y olvidadizo de la opinión pública.

3 comentarios:

Lansky dijo...

Esta mujer se autodenomina periodista, pero no lo es, o es otra cosa, si periodistas son Soledad gallego o Ángeles Espinosa; es eso sí una gran oportunista

Paloma Polaca dijo...

Yo celebro que Anarrosa se maquille, dicen que si la ves sin maquillar te conviertes en piedra.

La televisión se ha convertido en una irrealidad, hay que estar muy mal para tenerla en consideración.

Anarrosa es un producto comercial, una imagen carente de contenido. Perdón no está vacía, esta repleta de los millones que le mete el mierda de Vasile en su cuenta.

En fin chavalote, eso es lo que hay.

Un saludo.

Ozanu dijo...

Lansky Yo añadiría que es una oportunista con cierto estilo: siempre logra que no le salpique la mierda definitivamente. Claro que los olvidos convenientes del público se lo ponen más fácil.

Paloma En el Hormiguero vi de pasada que bromeaban al respecto, porque parece más joven ahora que hace quince años. Al menos, podemos decir que es una imagen bien cuidada.

Lo realmente triste de Sálvame y sus seguidores es que hacen importante lo irrelevante. Una vulgar discusión entre dos famosillos recibe mucha más atención que un asunto importante ocurrido a un desconocido.