domingo, septiembre 18

Disección de la presentación de un magufo.

Concretamente, esta.

Hola,soy un transcendental,guru o que se yo.
Magnífico: nuestro hombre no sabe qué es, pero está seguro de ser extraordinario, algo que no puedes encontrar mientras compras tebeos en tu librería favorita. Esta autoidentificación es el comienzo de todo magufo: la idea de que él es especial, como John Locke en Perdidos. Él lo vale (sea lo que sea ese “lo”).

Tengo 28 años,3 hijos y sin trabajo pues me a llegado de nuevo el fin de otro ciclo.
Una vez definido él mismo como alguien especial, es hora de hacer lo propio para referirse a los hechos de su vida. Nuestro hombre no está en el paro, le ha llegado de nuevo el fin de otro ciclo. Es como ese joven bosquimano tan conocido, no porque reconociera su pifia cuando vio que su huevo de avestruz perdió toda el agua, sino porque no quiso explicarles el hecho a sus amigos por sentirse avergonzado. Su silencio al respecto asombró tanto al resto de la tribu que llegó a ser considerado un sabio.

¡Vamos, que si no haces nada demasiado interesante, échate el rollo!

Ahora estoy madurando mucho espirutualmente,no creo en nada material
Decía George Orwell en su excelente 1984 que una de las características del lenguaje propagandístico es la eliminación de matices: con tal de evitar que los potenciales seguidores se muestren críticos, se suele hacer que estos no se paren a pensar en que el discurso que estén escuchando sea una tontería. Por lo tanto, las palabras serían desprovistas de varios de sus significados. Así, nuestro hombre afirma que él es muy “espiritual” pero en absoluto “material”. Esto es, ¿no cree en aquello que ve frente a sus ojos? ¿Qué diablos significa esto?

Es frecuente entre los iluminados acabar atacando lo material. Normal, por otro lado. Los seres humanos somos muy malvados y tenemos costumbres desagradables, como preguntar. Por ejemplo, en el párrafo anterior nos enteramos de que nuestro hombre está en el paro, lo cual puede despertar nuestro interés. ¿Por qué está parado? ¿Es por la crisis? ¿No quiere trabajar? ¿Carece de cualificaciones? ¿Sufre discriminación?

Podríamos también realizar más baterías de preguntas para el resto del mensaje. ¿La solución? Es algo “espiritual”. Traducido al lenguaje convencional, es lo que me sale de los cojones, sin importar las circunstancias, los hechos o el lugar, que son materiales. ¡Y a otra cosa!

busco asesoramiento para unirme o como guiarme para luchar con el sistema.
Un saludo a todos y animo.

Una famosísima cita es la siguiente:

No piensen que he venido a traer la paz sobre la tierra. No vine a traer la paz, sino la espada. Porque he venido a enfrentar al hijo con su padre, a la hija con su madre y a la nuera con su suegra; y así, el hombre tendrá como enemigos a los de su propia casa.

Jesucristo es una figura histórica muchas veces discutida, pero no me cabe duda que esa cita es una verdad como un templo. Pues sí, mire: si uno va a causar un impacto cultural, puede estar seguro de que nacerá el conflicto, y que posiblemente llegue a dividir familias, amigos, vecinos de escalera.

No obstante, nuestro hombre quiere luchar contra el sistema, pero pide asesoramiento y manda un saludo a todos. Podemos entender que se refiere sólo a los que le sigan en su lucha, pero me da a mí que no. Quiere parecer un revolucionario, pero no dar la impresión de ser agresivo.

De hecho, en su descripción insiste mucho en ser especial, pero lo cierto es que gran parte de lo que ha dicho es tópico. Hasta los vocablos lo son: ciclo, espiritual, gurú… Quiere luchar y quedar bien al mismo tiempo. Su rebeldía es de boquilla.

En resumen, que sintetiza todas las cualidades de un buen magufo.

6 comentarios:

Paloma Polaca dijo...

No sabía lo que era un magufo, he de reconocer que estoy aprendiendo mucho de tu blog.

Pues espero que este chico consiga lo que desea...Una vez que se aclare las ideas, vamos.

Tengo la sospecha que este chico siendo de Seseña y habiendo trabajado en la construcción, contribuyó a crear esa aberración del Pocero que hay en la A4 en dirección a Madrid. Supongo que está arrepentido y busca compensar sus errores.

Un saludo.

Ozanu dijo...

Magufo es el portmanteau de mago y de ufólogo. Se refiere a un engañabobos dedicado a los temas paranormales, aunque el término se ha extendido a los crédulos (en casos como este, uno desconoce cuál es la situación).

Creo que me lo preguntabas el otro día: varias de estas páginas las conozco por amistades (esto me lo enseñó McManus), muchas las busco porque soy así de morboso y no faltan las que encuentro de pura casualidad. Por la sorpresa que causan las últimas, pueden ser las más divertidas.

Personalmente, o es un pobre diablo que se ha aprendido todas esas tonterías o es muy listo y está sondeando en busca de víctimas, porque el mensaje tiene la cualidad de ser un buen resumen de cierta modalidad de "espiritualismo".

Lansky dijo...

Supongo que tu 'magufo' -horrenda palabreja que no había oído pro fortuna nunca- proviene del famoso 'mac guffin' o 'Maguffin' cinematográfico del suspense que inventó Hitchcock: una argucia argumental que en el fondo no tiene relevancia en la trama.

No sé si esta nueva acepción de engañobobos y esa nueva grafía tan poco eufónica me gustan. creo que no

McManus dijo...

Lansky, el término de "magufo" proviene más bien de Magoo. Véase esto: http://webs.ono.com/maco048/Magufos/Magufo.html

Ozanu dijo...

Esa otra etimología es también propuesta. Lo que sí está claro es que es intencionadamente cacofónica. No me extrañaría que su creador la inventara para una broma ocasional y no pensara que a la gente le gustaría.

Lansky dijo...

¡Mister Magoo!

Siempre se aprende algo nuevo