viernes, mayo 6

Cuidando con afecto. Parte II.

-Eso sí… También será el final del programa-comentó Michiru cuando la euforia desapareció.

El público pareció defraudado y se pronunció amenazas de muerte.

-¡Tranquilos, amigos!-rogó Danny-El programa Homo hominivorus acabará para dar paso a uno nuevo, que también presentaremos.

El público gritó de alegría. Algunos espectadores quisieron saltar al plató, pero fueron reducidos por el personal de seguridad.

-¡Bien, gente!-siguió impertérrita Michiru mientras un chico era electrocutado muy cerca-A continuación, algunos vídeos de los mejores momentos del programa.

La sala se oscureció, y se iluminó la pantalla principal. En esta, se vio a Michiru disfrazada de brujita y a Danny de lobo, mientras cocinaban un pastel con forma humana.

-¡Ah, el programa dedicado a los cuentos infantiles! ¡Qué bonito!-comentó Michiru.

-Y esos niños estaban de muerte-añadió Danny, relamiéndose.

En otro corto, se vio a Danny y Michiru vestidos de romanos, mientras dos gladiadores luchaban en una arena.

-Pues la verdad, estaban malísimos-comentó Michiru con cara de asco.

-Sí, todo por la tontería de la película -300.

En el siguiente, Michiru y Danny salieron disfrazados de campesinos pobres, con una bandera irlandesa, mientras cocinaban.

-Nunca Swift fue interpretado tan literalmente-comentó Danny.

-Pues a pesar de eso, no somos todavía considerados un programa cultural, ¡y el índice de audiencia fue un desastre!-comentó Michiru.

El vídeo mostró una filmación con cámara de infrarrojos, donde un grupo de gente parecía perseguirse los unos a los otros.

-¡Cómo nos reímos durante la fiesta del día del orgullo zombi!-celebró Michiru.

-¡Como que es la única fiesta del siglo XX que aún es popular!-dijo Danny, melancólico.

En una selva, Michiru, vestida con un biquini de hojas, huía de un grupo de sujetos disfrazados de primitivos.

-¡Qué animales! Aún me duelen los mordiscos. Lo que no recuerdo es qué pasó después.

-Ni tú ni ninguno de nosotros, Michiru.

Un Danny disfrazado de sacerdote maya sacrificaba a una muchacha y le sacaba el corazón.

-¿Puedes creer que han protestado porque confundimos el ritual maya con el azteca?-comentó Danny.

-La gente tiene demasiado tiempo libre.

Después, se mostró a un calamar gigante cuyos tentáculos eran largos y viscosos.

-¡Por favor, creía que no íbamos a nombrar más ese desagradable incidente!-lloró Michiru.

-¡Cortad, por favor!-ordenó Danny, y se cortó. Michiru parecía alterada mientras Danny la atendía.

Surgió una imagen estática, una caricatura de estilo japonés de una chica sonriendo a cámara. Se le había caído un brazo al suelo. Se podía leer PRESENTADORA CON FALLOS DE USO.

La imagen permaneció durante dos minutos. Después, pasó a un anuncio de que el nuevo coliseo prometía combates de gladiadores-leones cien por cien híbridos. Aparecía la dirección y la página web del mismo, y una advertencia de que el espectáculo no era apto para espectadores que pensaran que el péplum era gay.

La señal del programa volvió al rato. Michiru volvía a sonreír, pero el peinado era distinto, y su ropa parecía recién estrenada.

-¡Les ruego que nos disculpen, amigos!-rogó Danny-Michiru se ha sentido indispuesta. ¿Mejor, Michiru?

-¡Sí!-gritó ella, entusiasmada.

-Bien, porque continúa-Danny señaló la cámara.

De pronto, el vídeo anunció la lista de famosos que habían pasado por el programa. En el primer corto, un par de sujetos hablaban.

-¡Qué recuerdos de la campaña electoral!-comentó Michiru.

-Nunca debieron haber firmado aquel contrato que estipulaba que cada promesa incumplida se castigaba con un gramo de carne-dijo Danny.

En el siguiente, un grupo de hombres vestidos con la camiseta de la selección española de fútbol y los dos presentadores hacían una barbacoa.

-¡Arriba la roja!-gritó Danny.

-Desde la victoria del 2010, no escatimamos en sacrificios-dijo Michiru.

En el siguiente, un grupo de hombres jugaban a la pistola rusa mientras Michiru y Danny los miraban expectantes.

-La despedida del grupo de música Las ratas berserker fue muy triste para todos-lamentó Michiru.

-Sobre todo para sus familias-añadió Danny.

Se vio una cena con un individuo pálido, vestido con una capa y arrugado.

-¡Ah, qué amable fue el conde Penahiel de explicarnos sus recetas!-dijo Danny.

-¿Puedes creer que algunos afirman que ya vivía hace siglos con otro nombre, cuando vivió la última princesa de Asturias?

-Tú lo has dicho, la gente tiene demasiado tiempo libre.

De pronto, la pantalla se apagó. Sólo Michiru y Danny eran visibles en un círculo de luz.

-Amigos, estamos contentos de que nos hayan acompañado durante estos años-dijo él, serio-Su sincero apoyo al programa fue lo que logró que no acabáramos en la picadora del fracaso.

El público exclamó asombrado. Michiru lo miró, muy seria.

-¡Metafóricamente, por supuesto!-aclaró a continuación.

-Por eso, hay que interpretar este cambio como una evolución, como un premio de la cadena por nuestro éxito, que es su reconocimiento-comentó Michiru.

El público se emocionó. Algunos gritaron piropos.

-¡Por eso, están invitados a nuestra boda!-dijo Michiru.

El público gritó.

-¡Y podrán acudir los cien primeros…!-continuó, pero hubo de dejarlo porque el público irrumpió en el plató en masa.

De nuevo, surgió la imagen estática de la caricatura la chica sonriente, acompañada de otra de un chico. El mensaje era PRESENTADORES ESTROPEADOS POR PÚBLICO.

La señal volvió de inmediato, pero Michiru y Danny estaban recién peinados. El plató estaba totalmente iluminado y parecía nuevo.

-Decíamos que los cien primeros en mostrar su afecto hacia nosotros podrán acudir al programa en directo. Para ello, se valorará todo lo que se haga a partir del fin del programa hasta dentro de dos semanas-comentó Michiru.

El público se limitó a aplaudir.

-Se aceptará cualquier tipo de celebración: videomontajes, poemas, canciones, espectáculos callejeros, luchas rituales, sacrificios animales (se incluyen humanos) y lo que ustedes inventen. ¡Ánimo a todos los participantes!-deseó Danny.

El público volvió a aplaudir.

-No obstante, hemos de advertir que no aceptaremos nada ilegal. No queremos ser corresponsables de más muertes.

El público murmuró, de acuerdo con la pareja.

-Por hoy está bien, Michiru.

-¡Sí!-y ella se echó en sus brazos y lo besó.

El público aplaudió sin armar un gran revuelo, tras lo cual hablaron de la liga de fútbol. El plató se fue oscureciendo, mientras el público salía ordenadamente por las puertas. Los créditos rezaban que el vestuario de Danny y Michiru había sido diseñado por Humanx2, el único fabricante de vestimenta humana en ambos sentidos.

P.D: Sí, prometí que la historia saldría el viernes pasado, pero me surgieron inconvenientes.

5 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Jejejejeje Genial. Lo del orgullo zombi, lo de Swift, hasta lo de Peñahiel... Me encantan estas historietas antropófagas

Ozanu dijo...

¡Me alegro!

Ozanu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lansky dijo...

Disculpa que esto no tenga nada que ver con tu post, pero no entiendo qué quieres decir con eso de Mazerath de que "en tu blog no se ven las entradas"??? ¿Te refieres a que no aparecen tus comentarios o que no ves los posts, porque yo no veo nada raro?

Ozanu dijo...

Que no aparecía el post, y tampoco se podía comentar. Ahora sí veo la entrada, pero como no estoy en mi ordenador, ya veré en casa.