martes, abril 10

Ciertos jueces.

Como se suele decir, hay veces que parecen hacerlo aposta. España está conmocionada: se sabe que José Franco de la Cruz, alias "el Boca", puesto en libertad después de cumplir sólo 21 de los 44 años de prisión como condena por la violación y asesinato de una niña en 1991, ha huido. Se enteraron ayer mismo en el juzgado donde el sujeto debía comparecer para notificar cuál era su nuevo domicilio.

Antes de nada, querría declarar que mis conocimientos de leyes y derechos son muy justitos, lo suficiente para saber desenvolverme. Al menos, eso sí, sé que no sé, como diría el ateniense. No sé si el caso del "Boca" es típico y debían dejarle salir por buen comportamiento aunque el informe psiquiátrico sugiriese lo contrario. No sé si el hecho de que la doctrina Parot no se haya aplicado en su caso es perfectamente normal, a pesar que él es un delincuente sexual. Sí me parece que, viendo el resultado, aquí alguien ha metido la pata. Una de dos, o nadie se ha preocupado en este caso y han aplicado las leyes del modo más burdo, o simple y llanamente la administración sigue creyendo que todos los delincuentes son iguales y tratándolos de igual manera.

Pues lo realmente malo es la reacción de los extremistas, que ya piden penas más duras y que se deroguen estas leyes "que protegen al delincuente". Mira que algunos ya lo han dicho, pero es que incluso han tenido el morro de afirmar que en este país sólo nos echamos a la calle por el fútbol. Permítanme abandonar la segunda persona del plural para referirme a cualquier lector durante unos momentos para hablarles a estas criaturitas. Vamos a ver, ¿en serio creéis que, después de un año cuyo mayor suceso fue una serie de manifestaciones multitudinarias, podéis chillar que los españoles sólo salen a la calle por el fútbol? ¿ES QUE NO TENÉIS VERGÜENZA? Ya sé que no tenéis inteligencia, ¡pero al menos podrías disimular!

Mientras tanto, el fugitivo sigue libre, y si no se está riendo de todos estos partidarios de la mano dura, poco le debe de faltar.

2 comentarios:

Lansky dijo...

La justicia es igual para todos, pero para unos pocos es más 'igual' que para el resto

Ozanu dijo...

Al final sí encontraron al sujeto, pero no han llegado a detenerlo. Al menos, ya se sabe dónde vive.