miércoles, agosto 24

Andalucismos (II)

Como vosotros veis, continúo con el tema, aunque se verá parado hasta después de los exámenes. Y en las primeras palabras ya he dicho de qué quiero hablar. Sí, sí. Se trata del pronombre “vosotros”, que designa a la segunda persona del plural. Forma que proviene del latín “vos”, y de uso normal y extendido, vosotros diréis, y que poco tiene que ver con hablas dialectales... Pues no, porque parece ser que algunos condiscípulos de mi facultad no reconocen esa palabra. Sí, no estoy de coña ni borracho. Puede que algo suspicaz o paranoico, pero mi observación parece cierta.
Me explicaré, como hago siempre. En realidad, la anécdota es un conjunto de situaciones en que he tenido que repetirle una pregunta a alguien. Mi modo de hablar tiene poco deje andaluz, sólo algún detalle tan sevillano como propio de otras localidades como yeísmo y omisión de des, y encima hablo muy rápido, según dice mi padre a veces intento hablar a la misma velocidad que pienso. Por esto, hay gente que, a veces, no entiende a la primera lo que digo. Pero la cuestión es que me parece que he tenido que repetirme más cuando uso dicho pronombre, “vosotros”. Y no es tan raro como puede pensarse, resulta que en Sevilla, como en la mayor parte de Andalucía occidental (según los dialectólogos), es más común usar “ustedes” por “vosotros”. Este hecho ha tenido lugar desde los tiempos del descubrimiento de América, pues gran parte de los conquistadores españoles eran andaluces, lo que influyó en el habla americana, que también realiza la misma sustitución de pronombres.
Alguno preguntará entonces por qué, si soy oriundo de esta ciudad, no hago lo mismo o decido amoldarme. La respuesta es compleja... en primer lugar, yo he vivido siempre aquí. Creo que mi modo de hablar procede de mi afición a la lectura y a la televisión desde pequeño, que hizo que conociera bien el dialecto normativo. Claro está, por ello uso “vosotros”. Y no me da la gana, sinceramente, de cambiar mi modo de hablar. Que sí, que es el habla popular y lo que se quiera decir, pero cualquier hispanoparlante debería reconocer sin duda alguna la palabra. Que yo sepa, todo el mundo recibe una educación, para más señas, gratuita en la mayor parte de los casos desde hace algunas décadas, aunque sé que los libros de texto valen un riñón. Y en esas clases se da lengua, con todo lo que eso conlleva: Conocimientos de gramática, que incluyen los pronombres personales. Cualquiera con un poquito de interés aprende que el uso correcto es “vosotros” aunque en la calle se diga “ustedes”. Aunque bueno, no sólo eso. Las novelas, las revistas, las series de televisión y todas las obras de ficción se escriben en dialecto normativo, por lo que muchas veces en su vida habrán oído o leído “vosotros”. ¿O es que esa gente que no conoce la palabra nunca ve la tele, ni lee ni va al cine...?
...
Bueno, venga, dejad de reíros de lo que he dicho de leer. Adonde quiero llegar es que me parece inaudito que alguien, para más sorpresa un universitario, ignore esa palabra. ¡Que una vez tuve que decir “¡Él y tú!” cuando alguien me preguntó dos veces “¿Quién?” y entendió entonces a “quiénes” me refería! No sé, será que soy algo exigente, pero esa persona tendrá problemas si obtiene empleo en otra parte de España donde se diga “vosotros” y tenga que vivir allí, porque por lo visto es de ideas fijas aunque después se amolde al habla local. Y no digamos cuando un turista le pregunte algo, diciendo “¿Qué?” a cada rato. Y, qué coño, los universitarios tienen que hablar de un modo correcto, siendo conscientes de que nunca será igual el habla callejera a la escrita. Ese es el problemas, después de todo. En otros países hay más conciencia de que la lengua popular y la culta es diferente, llegando a ser casi idiomas diferentes (pasa en Alemania, Japón e Italia entre otros), y todas las regiones tienen hablas populares no entendibles entre sí, pero siempre se enseña en la segunda, que es la literaria. Aquí no, se ha llegado al punto de que la lengua popular casi desbanca a la culta excepto en la escritura, y cada vez leo más modismos si leo ciertas obras. Si es ese el problema, porras. Que el español no muestra aún variaciones locales demasiado extrañas, pero como advertí en el anterior post, si se sigue fomentando, habrá un punto en que nadie entienda a su vecino si es originario de Málaga o Cádiz. En fin, hasta la próxima.

6 comentarios:

Fëadraug dijo...

Vaya, Oza, precisamente de lo que hablas es algo que de siempre me ha fastidiado... Me he sentido en varias ocasiones como un bicho raro (más de lo que soy ;P) por decir "vosotros" y no "ustedes". Lo gracioso es que he oído a la gente decir "ustedes" ¡usando la segunda persona del plural en los verbos para "vosotros"!
Y luego me suena raro oír a los americanos decir "ustedes" y no "vosotros" (al menos saben cómo ha de ser el verbo que han de emplear y no hacer mezclas raras)... Sigh...

Pero vamos, que también tienes razón en que cada vez más lo culto se queda aún más arrinconado de lo que solía estar.

Elena dijo...

Yo creía que lo que decía la gente cuando me fui un verano a Cádiz era "ut'tede", no "ustedes" :P

De todas maneras, tengo a una compañera de trabajo venezolana y quieras que no siempre acabamos por entendernos - y el vocabulario es todavía más extraño que el de cualquier andaluz.

Fëadraug dijo...

Es que ya, entre los andaluces, tenemos formas y formas de expresarnos. Uhtede (con hache aspirada... o como se diga :P), Ut'tede, Utede...

Y lo de los americanos lo dije por el hecho de que no sé por qué me extraño teniendo lo que tenemos en Andalucía... Sigh...

Mirian_Deed dijo...

um... pues no sabía que existía ese problema... es más, en mi carrera tengo un amigo argentino (al que llamamos el boludo.... cariñosamente :3) que tiene pronombres y formas verbabales distintas y no hay ningún problema...

Koopa dijo...

Hmmm... yo la verdad es que nunca he hablado con alguien de esos lares, así que no puedo opinar mucho.

Aunque estoy de acuerdo en que la gente no lee, y lo peor es que cada vez son más jóvenes los que no leen! Argh, el horror, el horror!

/me sale corriendo gritando cosas sobre el Apocalipsis y un diccionario

Ozanu dijo...

Draug: Sí, es que se concuerda mal la persona. Algunos ni concuerdan los pronombres ("Ustedes os vais."). Sólo la gente de mayor nivel cultural concuerda bien... y los que dicen "vosotros".

Elena: Está fuera de mis objetivos presentar un mapa dialectal de Andalucía (XD), pero el elfo ha acertado en su explicación. Depende del sitio, claro, pero vamos, no es lo que quiero comentar.
Y creo que tu compañera es como el argentino del cual habla Deed.

Deed: La diferencia, Deed, es que tu "boludo" (XDDD) vive en España, y además están más acostumbrados a los pronombres estándares. Aquí, la gente de la cual hablo está en su pueblo y encima no tienen intención de cambiar su habla, y ahí se dan esas situaciones.

Koopa: Victoria Adams, la cantante, exmiembro de la Spice Girls (¡Eeeeeergh, qué pesadillas!) y esposa de Beckham ha declarado recientemente que nunca ha leído un libro. Ya tienes motivos para correr. XD