lunes, abril 4

Ediciones B y el fan.

Diversas distracciones me llevaron a no poder actualizar el viernes. La principal, estar ocupado con un trabajo, y que surgió un tema nuevo, pero no tuve tiempo de acabar esta entrada. A ver si esta semana publico cuatro entradas.

Concretamente, es el siguiente caso:

-Tenemos un tebeo conocidísimo en este país llamado España.



-Tenemos una editorial que tiene la exclusiva venta del mismo.



-Tenemos a un irredento seguidor que lleva años no sólo leyendo las historietas del tebeo, sino publicando por la red guías y diccionarios del mismo.

-Tenemos que la editorial y el seguidor no se habían puesto en contacto.

-Tenemos que la editorial ha decidido publicar una obra que parece similar a la labor hecha durante años por el seguidor.

-Tenemos que la editorial conoce la labor del seguidor, pero decide demandarlo por apropiación indebida de imágenes.

-Tenemos que la editorial tiene preparada una una obra parecida en tema a todo el trabajo del seguidor.

-Tenemos que la editorial estuvo ya metida en líos por un tema similar, sólo que en lugar de un tebeo conocidísimo en España, tenemos una saga de libros infantiles celebérrima en el globo. Ahora reconocen no estar autorizados.

-Tenemos que la editorial está bajo las riendas de un nuevo responsable desde hace poco, y que no tiene que estar relacionado con el punto anterior.

No sé qué conclusión sacar. ¿Son genuinamente torpes o unos cínicos de mucho cuidado?

No dejan de darme tema últimamente, ¡de veras!

2 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Seguramente por todo ese mundillo sobrevuelan mucho buitres. Por todo el bonito mundo de la creación en general...

Ozanu dijo...

Si te interesa, hay un blog llamado ADLO! Novelti librari, cuya lista de correo, a la cual estoy suscrito, es la fuente de todas estas anécdotas.