lunes, diciembre 28

Al final voy a tener miedo de hablar.

Hace dos meses escribí una entrada dedicada a Fernando Vallejo, donde nombraba a Mostrenco y su lucha contra los magufos. En un e-mail que le envié a Mostrenco sobre el tema, hice el siguiente comentario:

Philipp Lenard, que quizás conozcas. El famoso físico que perteneció al partido nazi, legó a ser el jefe de la física aria (¿?) en aquella infausta época y negó las teorías de Einstein, mediante el argumento de que la física judía era muy dañina.

¡Qué inocente era entonces! Hice la comparación sólo para ilustrar lo que me parecía obvio: desprestigiar en base a la religión o etnia es simplemente absurdo. No obstante, la locura no tiene límites, por lo que lo más absurdo que puedas pensar es superado de inmediato.

Hace poco he descubierto la existencia de un sujeto, llamado Francisco Moreno Meco, que se autodenomina Ingeniero y Científico y acusa a Einstein por el hecho de que era judío (enviado el 19/12/2009 a las 19:11, penúltimo párrafo). No, amigos. Por si acaso os lo preguntáis, no sé si el señor Moreno Meco tiene relación con movimientos neonazis. De cualquier modo, no sólo me importa un bledo, sino que no hace falta relacionarlo con nada. El nazismo de Lenard no le impidió desarrollar su teoría del cuerpo negro, que aún se estudia, o un ejemplo más conocido, el antisemitismo de Wagner no le impedía componer.

Basta con dejarle hablar un rato:

Claro que sí, debemos tener en cuenta que, la ciencia física oficialista lleva un siglo en estado catatónico de ignorancia supina, justo desde la aparición en escena de la ciencia falsa judía de Einstein y su relatividad errónea e imposible, y de la ciencia judeocristiana de la mecánica cuántica, basada en la mala y errónea interpretación del experimento de Young de la doble rendija, y sobre todo, desde aquel día que se consiguió la bomba atómica que nos vendieron como un ITO de esa ciencia, y resultó ser nada mas que, un experimento de “chiripa” como todos, al comprobar como, elementos radiactivos como el Uranio, al enriquecerlos (someterlos a la radiación de la radiactividad), aumentaban su energía de radiación y se calentaban más, porque empezaban algunos átomos a dividirse, emitir neutrones y dividir a otros (fusión). (sic)

Comprobad que no me lo estoy inventando. Este es sólo una de sus bitácoras, en total he contabilizado más de cinco, incluyendo las cerradas. Por ello, hay mucho material del que reírse, ya que el gachó es el súmmum de todos los magufos: el tío lo niega casi todo. No se llegó a la Luna, la biología se confunde con la evolución, el origen de la vida no tuvo lugar en el agua. ¡Coño, la física está tan mal que hasta la distancias entre la Tierra y la Luna y el Sol son erróneas!
Esto último desafía la simple trignometría.

Llega a tal punto que un tal Jacobo Saucedo le dedica el siguiente párrafo:

Estimado Francisco:
Espero que Newton, Einstein, Torricelli, y todos los demás se equivoquen y que usted tenga razón. Espero que pase usted a la historia como el científico que abrió el camino de una nueva Ciencia y como el hacedor de la Física Teórica Unificada, testada con éxito si obviamos el pequeño detalle de que no le salen los cálculos de la distancia al sol, ni a la luna, ni los de la presión atmosférica. Por lo pronto tendrá usted que conformarse con ser un lunático hasta que las matemáticas le den la razón, como ocurrió a tantos genios a lo largo de la historia. Le tildo de lunático sin ningún ánimo ofensivo, créame, simplemente porque es la imagen que de usted se refleja en sus escritos.Mientras tanto puede usted hacerse el favor de no despreciar a las personas y a sus creencias religiosas aunque sean absurdas, no así a sus ideas; de abandonar su tono radical, prepotente, mesiánico y despectivo si quiere que alguien le escuche sin necesidad de estar presente en todos los foros y blogs de internet.
Un saludo


Y no puedo estar más de acuerdo con este hombre. Es insufrible discutir con alguien que no puede prescindir de llamar corruptos, judíos (!), judeocristianos (¡!) e incluso "protestante anglosajón y católico vaticanista" (¡¡!!) a sus críticos. Sin olvidar el tono de rebelde de cuatro duros que acompaña sus escritos, llenos de tópicos sudados como "lucha contra el sistema" y "pensamiento único"; lo cual es un error enorme: un consenso equivocado no es lo mismo que un pensamiento único. Por ejemplo, si yo manipulo las pruebas de modo que un inocente parezca culpable, será condenado si dichas pruebas son tomadas como buenas. No será necesario manipular a nadie para ello. Por tanto, se cuestionarían las pruebas en sí, pero no el juicio en sí, ni a sus responsables.

En fin, supongo que lo siguiente será alguien acusando a la genética de ser capitalista.

Nota: Francisco Moreno Meco usa una curiosa ortografía. Entre otras características, escribe los nombres de los días de la semana con mayúsculas, como en inglés. De tanto en tanto, escribe otras palabras en mayúsculas, como "Uranio", pero no hidrógeno.

1 comentario:

Fëadraug dijo...

Cielo santo, es leer esto y reírme de lo lindo.

Los hay que por cosas como la religión ya empiezan a decir que la gente se equivoca. ¿Que la Teoría de la Relatividad es errónea porque Einstein era judío y le salían las cosas de potra? ¡Venga ya! Esto es comedia y lo demás tonterías. xD