lunes, julio 18

Créditos de libre configuración, o cómo justificar una sobrepreparación universitaria.

De vez en cuando, hablo en este humilde espacio a mi carrera y a algunos asuntos relacionados con la universidad. Al fin y al cabo, el blog se llama "El analito en disolución", siendo el analito la especie (bio)química cuya información se solicita en química analítica para resolver el problema analítico. Para profanos, saber lo necesario de la especie para poder contestar una pregunta. Por ejemplo, si uno quiere saber la dureza del agua, tiene que conocer la concentración de los cationes de magnesio y calcio de dicha agua, que se toma como medida de la dureza (Que a su vez es la incapacidad de usar jabones en esas aguas porque forman una mancha que no hay quien quite, excepto con detergentes); por lo que los analitos son ambos cationes. Vamos, como medir la altura para saber si es o no alta una persona.
Pero no voy por ahí. Quiero dar mi opinión de los créditos de libre configuración. Como aquel que esté cursando o haya cursado planes de estudio universitarios del año 1999 sabe, dentro de los planes universitarios hay un número de créditos (Que, para quien no lo sepa, es el equivalente a diez horas de clase, sean clases normales, de ejercicios, lecturas, conferencias o prácticas) que han de cumplimentarse, esto es, de cursarse, llamados de libre configuración. Su nombre indica que las materias son libres, esto es, pueden ser asignaturas de otros idiomas, lenguas, asignaturas especiales para los alumnos de una carrera o actividades. Esto es, prácticamente cualquier cosa hasta completar el número de créditos exigidos.
Si alguien se lo pregunta, no son las optativas, ya que las optativas son asignaturas relacionadas con al carrera que se estudia y el número total de las mismas es muy inferior. Son, en suma, una preparación extra, como es definida por los responsables de las mismas.
A mi gusto, son una pérdida de tiempo. ¿Por qué? A ver, vayamos por partes: Un título universitario se obtiene cuando se cursa un plan de una carrera universitaria. Este plan, si se ha hecho con acierto, contemplará una serie de asignaturas que proporcionen un conocimiento adecuado de la carrera. Contendrá una serie de asignaturas troncales, que dan conocimientos "básicos", y una serie de asignaturas optativas y propias de especialidad, pues cualquier carrera tiene especialidades y los alumnos no van a necesitar conocimiento de todo. Pero claro, las propias de especialidad y optativas se referirán a conocimientos especializados de dicha carrera, obviamente. Lo que no tiene sentido es obligar a un alumno a cursar asignaturas ajenas, en principio, a su carrera para obtener el dicho título, ¿o no?
En realidad leí esto en un periódico, y por una vez, algo que leí en la sección de cartas al director tiene sentido. Más o menos, yo pensaba lo mismo: Es una manera de justificar la sobrepreparación que uno ha de tener para obtener trabajo relacionado con la carrera. Y narices, lleva razón. Se ha vuelto en algo tan cierto que ha de contemplarse en la carrera.
Que conste que un servidor no está contra que los estudiantes se formen como deseen, sobrepreparándose si tal es su deseo, o estudiando diversas lenguas, pero de ahí a hacerlo parte de un plan hay un trecho. Y tampoco niega que en varios trabajos, no sólo se necesita un alto nivel de lo que se trabaja, sino otros conocimientos adicionales. Como ejemplo, diré que en el plan antiguo de química (Y los de otras ciencias.), que empecé a estudiar, los alumnos tenían que aprobar la asignatura de "Inglés de facultades", que daba el inglés especializado de la ciencia, para cursar el segundo ciclo y estaba de acuerdo. Porque en todo lo científico, el inglés tiene un peso brutal. Quizás si en lugar de créditos de libre configuración se hubiera seguido ese espíritu, en el plan nuevo de química se cursaría también informática, realmente importante. Pero hay una diferencia fundamental entre una cosa y otra: Que no es cualquier conocimiento, sino uno muy definido. Y necesario.
Y que conste que no me asusta la libertad de elección o alguna historia similar: En las optativas ya elegiré, y ya elegí en el bachillerato. Además, luego hay situaciones realmente grotescas. Existen actividades de créditos de libre configuración realmente impactantes: El arte del poema haiku, cursos de lengua de sordos (Una compañera quiere completar sus créditos con esta actividad), visitas a museos, deportes e incluso cursos de go (El juego chino), dominó y mus (Más hispano, imposible.). Lo más gracioso es que luego en las revistas universitarias se dedican reportajes a dichas actividades (Cada juego es un curso diferente, por cierto.), y las anuncian comentando que "las empresas valoran conocimientos en go, porque da conocimientos estratégicos". Ya me figuro mis entrevistas de trabajo:
"Entrevistador: Buenos días.
Yo: Buenos días.
E: Usted quiere el trabajo de químico en la sección de control de calidad de esta empresa de perfumería...Tendrá usted la carrera de química con la especialidad aconsejable, ¿verdad?
Y: ¡Oh, sí! Lea mi currículum.
E: A ver...Sí, buenas notas, no ha tardado muchos años en acabar la carrera...Conocimiento de inglés, francés, alemán, ruso y japonés...Veamos esas asignaturas de libre configuración. Vaya, veo que usted no cursó go.
Y: ¿Perdone?
E: Go, un juego chino de estrategia.
Y: Sé qué es el go, pero no entiendo su comentario...¿No es este un trabajo de químico?
E: Sí, pero se tienen muy en cuenta las asignaturas de libre configuración que se estudian, y valoramos conocimientos del go, pues a veces el control de calidad exige capacidad estratégica.
Y: Ya, pero mis notas son buenas...
E: Pero no, lo siento, seleccionaremos a alguien que conoce, a Fulanito.
Y: ¡Pero si tiene malas notas, y su higiene es escasa!
E: Y además fuma, que es peligroso, pero el go es el go. Lo siento.
Me voy con mala cara, pensando: "¿Quién coño me mandaría estudiar y no jugar al go? ¡"Mecagüen" la libre configuración!"."
Es algo exagerado, pero ilustra la estupidez de la noticia y lo que refleja este hecho: La libre configuración se llena de asignaturas "maría", como religión en bachillerato. Obviamente, habrá muchas asignaturas útiles e interesantes, pero también de lo otro. Porque un alumno, agobiado por las asignaturas de su carrera, preferirá actividades de libre configuración sencillas. Las propias universidades lo ilustran, con tales cursos (Aunque respeto profundamente el tema de los ejemplos anteriores), pensados para alumnos sobrecargados. O para hacer acuerdos con compañías y sacar beneficio, diablos, las universidades necesitan financiación y los alumnos pagamos una gran parte (E incluso es justo que sea así. Habrá quienes digan que para eso hay impuestos, pero bueno...).
En suma, que es algo realmente superfluo, a mi modo de ver. Los planes han de ceñirse a los conocimientos fundamentales, sea la propia carrera o una especialidad. Y esto no es lo más grave, lo peor es que la inclusión de créditos hace que las asignaturas básicas, por tanto importantes, de cualquier carrera hayan reducido su extensión. En química, por ejemplo, el plan antiguo contemplaba 369 créditos frente a los 345 del plan nuevo. Teniendo en cuenta que la libre configuración supone 35, nos quedan 310. Impactante. Ciertamente, los conocimientos son un poco menores, pero los profesores se empeñan en impartir como en plan antiguo y se va a toda pastilla en la mayor parte de los casos.
En fin, una buena idea (Tener conocimientos adicionales es bueno) con mala aplicación.

6 comentarios:

Fëadraug dijo...

Libre configuración... Pues en Madrid voy a tener bastantes créditos de este tipo, aunque por fortuna van a estar relacionados con la carrera en sí.

Es bueno tener una formación adicional y da igual si es o no de tu especialidad, eso no lo voy a poner en duda. De todos modos, esto de que haya que cursarlos a la fuerza es algo que nunca he entendido. Quiero decir, yo estoy a favor de que cada cual curse algo extra si quiere, pero tampoco es que haya que hacerlo forzosamente.

Es lo que dices: una buena idea con una mala aplicación.

También están las conferencias y cursillos que te dan créditos de libre configuración. Dos o tres créditos, creo que son, máximo cinco.
Ahora, lo del haiku y el go me han sorprendido...

Hîthwen Fëadür dijo...

Pero bueno, por eso mismo de q son de libre configuración puedes cojer cosas relacionadas con la carrera, no? auqn claro, el alumno agobiado como tu dices cojerá la primera chorrada q pille...

/me afraid xd

Ozanu dijo...

Es que esa es la cuestión, que tengan que ver con la carrera. Y si son recomendables, ¿por qué no incluirlos en el plan como asignaturas obligatorias o lo que sea? El problema es que lo han dejado "a la carta".
Por otro lado, no siempre se cogen dichos créditos porque a lo mejor no te viene bien, porque tienes prácticas o motivos similares.
Y además, dichas asignaturas tienen un cupo máximo.
Ahora, lo que ha dicho Draug me asombra. El número de créditos varía según la universidad...El cachondeo padre. Y sí, el go asombra, y mucho.

Mirian_Deed dijo...

jum... la libre elección es un poco toñazo, pero a mi me resulta últil. Los cursos de inglés, como mencionas, son más que útiles, necesarios para cualquier carrera de ciencias, y hay muchos cursos sencillos, fáciles de superar y que sirven para el futuro (por ejemplo, en mi caso, quiero copar algunos créditos de libre elección mediante el curso de submarinismo, que me proporciona el carnet de submarinista que me capacita ya para los restos y el cursos de estudio de fauna y flora en un puerdío por la montaña, que para la rama que quiero en biología me son de bastante utilidad ^_^)

aunque eso del go sería cuestión de planteárselo...

Ozanu dijo...

Ya, Deed, pero es el mismo caso que expone Hîthwen: Que estén relacionados con la carrera. Lo malo es que no lo estén, y que parece que en ciertas universidades se lo tomen a pitorreo (Sin ánimo de ofender).
Por cierto, de los 35 de mi carrera tengo 9 cumplimentados, porque me cambié del plan antiguo (Sin créditos) y al convalidar lo aprobado, las asignaturas del plan antiguo tenían 6 créditos más que las nuevas equivalentes. Vamos, 9 porque sí, y luego ha pasado que he tenido que estudiar porque los conocimientos de esas asignaturas no eran impartidos en las antiguas.
Vamos, un pitorreo. En fin, veré qué curso este año...

Miu dijo...

El go es un juego japonés, q no es lo mismo q chino ^^