lunes, enero 10

Miedo y violencia.

Muy mal están las libertades cuando aparece la noticia de que Hungría prepara una ley que permite al gobierno multar a aquellos medios que den informaciones parciales, que atenten contra la moral o pongan en riesgo la seguridad pública. Mayor ambigüedad es difícil.

Para colmo, anteayer mismo una congresista estadounidense fue víctima de un atentado. Ha sobrevivido, pero ha muerto una niña que nació el día del atentado a las Torres Gemelas. Sin embargo, nada de esto ha sido óbice para que ya hayan aparecido bandos por la red, uno que acusa a la campaña de Sarah Palin y otro que tilda al anterior de lloricas.

No obstante, los únicos que ganan realmente con estas discusiones inanes son los extremistas y los sinvergüenzas, que no dudarán de sacar tajada de la situación.

5 comentarios:

Lansky dijo...

sin embargo, en teoría de juegos y a largo plazo, los extremistas y los sinvergüenzas no ganan

Miguel Baquero dijo...

¿Y quién decide cuáles son las informaciones parciales y cuánto de parciales? La respuesta es: el Gobierno, o aun peor: una comisión independiente de bla bla bla... Como caigamos en esa trampa, estamos perdidos

Ozanu dijo...

Lansky Eso he oído. A propósito, un artículo sobre "genopolítica", tal cual, de La tercera cultura (para ti, La cultura).

Miguel Lo malo es que, en el fondo, esta gente tiene el apoyo de cierta parte de la población.

Miguel Baquero dijo...

Parece que fue ayer cuando colgaste la entrada y ya se está estudiando implantarlo en España. Con la excusa de que van a vigilar a los programas soeces de Telecinco, poco a poco, si les dejamos, establecerán lo que debemos y no debemos ver. Y luego, cual es la verdad

Ozanu dijo...

Personalmente, no creo que tengan éxito. He visto a gente viendo esos programas hasta las dos menos cuarto de la mañana sólo para ver a quiéne chan del Gran Hermano, a pesar de que lo repiten cien veces. No prosperará.